Sabemos que muchas empresas ya han empezado a tomar conciencia sobre la importancia que tiene contribuir a que nuestra forma de vida sea mucho más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

En este proceso de transformación de las empresas encontramos movimientos como el de sustituir los envases, envoltorios y bolsas de plástico por otras mucho más ecológicas como son las bolsas de papel.

Que es el papel kraft

¿Cómo son las bolsas de papel kraft?

Pero, ¿qué material es mejor que el plástico? Cada negocio tiene unas determinadas necesidades que motivan la elección de uno u otro tipo de papel para la fabricación de bolsas y envoltorios, en este caso concreto nos centraremos en el papel kraft o papel de estraza.

Este tipo de papel se obtiene de la pulpa de la madera que tras ser sometida a un tratamiento químico da como resultado el papel que, en España, solemos conocer comúnmente como “papel de estraza”. Si alguno todavía no lo ha identificado por el nombre puede que sepáis a qué tipo de papel nos estamos refiriendo si os decimos que es el papel que utilizaban y siguen utilizando muchas carnicerías para envolver la carne.

¿Ahora sabéis de qué papel estamos hablando?

Pues bien, el origen del nombre (kraft) es alemán y significa “resistencia”. Seguro que muchos ya habéis deducido el porqué del nombre. Pero, os lo comentamos igualmente, se ha tomado “prestado” este término alemán por una de las principales características de este papel: su alta resistencia frente a otros tipos de papeles.

Tipos de papel kraft

Se encuentra en tonos marrones (el tono de marrón dependerá del origen del papel, es decir, de la madera de los árboles de la que venga) y se suele utilizar para fabricar bolsas de papel para supermercados, farmacias y distintos tipos de negocios. Aunque no es su único uso, el papel de estraza también resulta una buena opción para etiquetas, cartulinas, sobres, papel para envolver (ya sean alimentos o regalos) o incluso como material de embalaje y estos son sólo algunos ejemplos de su uso que podemos mencionar.

Podemos encontrarlo con diferentes porcentajes de gramaje desde los 12gr hasta los 300gr. La variabilidad del gramaje se determina en función de la finalidad que vaya a tener la bolsa.

Aunque actualmente su uso comercial esté bien visto no siempre ha sido así, cuando este papel empezó a utilizarse no tenía la misma aceptación ya que por su color y textura se relacionaba con apariencia de “sucio” llegándose a descartar por ser feo y basto.

Sin embargo, ahora, la opinión que tenemos sobre él es todo lo contrario, se considera una buena opción a tener en cuenta para utilizarse por ejemplo como bolsa para el pan, fruta u otros productos para los que en origen utilizamos bolsas de plástico e incluso está relacionado con una cultura medioambiental.

Si estás pensando en utilizar bolsas de papel no dudes en pasarte por nuestra web y ver todas las posibilidades que podemos ofrecerte. Y si tienes alguna duda ¡Ponte en contacto con nosotros!