A continuación, conocerás un método sencillo para envolver regalos

¿Cómo envolver los regalos de esta Navidad?

La Navidad es una festividad ideal para que le demuestres todo tu afecto a alguien especial mediante un regalo. Pero tan importante como el interior del mismo puede ser también una correcta presentación. Además, demostrarás un cariño excepcional a quien lo reciba si lo has envuelto cuidadosamente. A continuación, conocerás un método sencillo para envolver regalos.

Método tradicional para la envoltura de regalos

Antes de nada, debes recordar despegar las etiquetas donde marque el precio de tu regalo. Si dicha tarea fuera complicada tendrías que recurrir a tachar el precio del regalo con un bolígrafo.

Un paso opcional pero valioso es guardar el regalo en una caja antes de envolverlo. Puedes usar algún tipo de cinta adhesiva para los regalos donde la caja vaya separada, esto te evitará cualquier percance a la hora de envolverlo. Pero ojo, un abuso de la cinta le resultará incomodo al que lo reciba cuando lo abra.

Una vez hayas tenido en cuenta las anteriores pautas, deberás marcar unas líneas para facilitarte el corte, especialmente si te resulta laborioso un corte recto. Para facilitarte esta tarea usarás una regla o doblarás la línea que necesites cortar. Es importante que coloques el regalo a mitad del papel de regalo y boca abajo.

Ahora te toca la tarea de doblar correctamente el regalo. Para ello cogerás un lado del papel por su zona horizontal y lo doblarás hacia la zona inferior del regalo. A continuación, cogerás otro lado y lo plegarás de nuevo. El lado mayor tiene que ser doblado por debajo para evitar el aspecto de corte irregular. Después, tendrás que tirar de la otra punta del papel y tensarla, tirando de ella. Ya solo te quedaría pegar todo con alguna cinta adhesiva, aunque sin excederte.

Por último, solo te quedará doblar cada uno de los lados de la caja. En las esquinas del paquete tienes que plegar las esquinas hacia el interior. Las puntas dobladas sobre ellas deben tensarse hacia la parte superior del regalo y, después esta debe ser pegada. Tendrás que repetir el proceso por los otros lados. Siempre puedes acompañar el paquete del regalo con una cinta o una tarjeta para crear mayor ilusión.

Otros métodos alternativos

Por otro lado, puedes recurrir a otros tipos de envolturas para sorprender con tu regalo. Y para romper con estereotipos podrías usar una bolsa de tela eco-friendly, la cual es innovadora y no ensuciará el planeta, pues es ecológica.

Aunque si optas por lo tradicional, una caja con su correspondiente lazo causará una sensación de inmensa sorpresa a la persona obsequiada, que no podrá esperar a abrirla para descubrir el regalo que le espera dentro de ella.

En definitiva, la presentación de la envoltura del regalo siempre denota el cariño y el empeño que uno pone cuando le toca regalar algo a alguien.